sábado, 8 de agosto de 2015

Amasar es de gatos

Es gracioso, es difícil, es inútil. 

Es gracioso estar aquí otra vez después de tantos años.

Es difícil estar aquí por no poder estar en ningún lugar más.

Es inútil estar aquí y escribir a la nada.

Me siento. Me siento en el suelo. En el suelo de la terraza. Esta mojado porque se ha roto la lavadora y las toallas chorrean. Una es tu toalla. 
A la izquierda una planta de albahaca. Detrás una gata en la ventana, suplicando salir con sus locos maullidos. Delante, una gran telaraña.  Podría romperla... Pero no quiero romper nada más. No quiero poner en duda parejas, no quiero romper amistades, no quiero muchas cosas... Quiero... ¿Qué quiero? Lo que tu quieras, pero no me dejes en Londres, no me dejes tan lejos cuando haya vuelto.

Qué estarás pensando... 
Estoy esperando, del revés, lo que creo ya saber. Aunque, who knows, who knows...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada